Videos

Portada CD MANTRAS for my GURU, de Eladia Martínez

Portada CD MANTRAS for my GURU, de Eladia Martínez

MANTRAS for my GURU
Es un cd que Eladia y un grupo de músicos de su ciudad, Granada,
han realizado a partir de los Mantras que nuestra querida Geetaji nos dio,
en mayo 2009, en la Convención Europea de Yoga Iyengar de Colonia.

Eladia Martínez: Voz y Tampura
Amaya Oliver:
Sarod
Niranjan: Bansuri y Armonio
Rafa Tejada: Santoor, Saxofón y Tabla
Peter Biely: Violín

on-yoga-estudio

Mantras: Canto místico

Vibrar, cantar, emitir sonido, respirar, exhalar, modular, afinar, proyectar la voz, sentir, escuchar, dejarse envolver por la vibración, sonidos sagrados,  cantar sonidos sagrados, OM, sonidos transmitidos por los Dioses a la Humanidad, sonidos sublimes, Mantras, vibrar con los sonidos sublimes, Kirtan, nombres de Deidades, Sita-Ram, cantar los nombres de la Divinidad, vibrar con la Divinidad, conectar con lo sagrado, lo sagrado que está dentro de nuestro cuerpo y fuera de nuestro cuerpo, en todo el Universo; ver lo sagrado en la vida cotidiana, convertir cada gesto cotidiano en un gesto sagrado, cantar, vibrar, ocupar la mente en aprender las letras de los Mantras, conectar con el alma, sentir nuestra vida como un acto divino, vivir la vida como una manifestación de la Divinidad, experimentar la divinidad dentro, experimentar la devoción en el corazón, dirigir esa devoción hacia la divinidad, cantar y vibrar con el sentimiento; descender desde la cabeza al corazón.

Menos pensar y más sentir, dejar que el sentimiento del corazón nos guíe, buscar la belleza, sintonizar con la luz, ser emisor de luz; vibración y luz igual a santidad, sanar, ayudar, la luz ilumina la oscuridad, cantar y sanar; sanar y cantar; llamar a la divinidad, dejarse envolver por la experiencia de la divina vibración, experimentar la entrega del yo, sentir lo pequeño que es el ser humano ante la grandeza de la divinidad, practicar el canto como una entrega al Alma Universal, rendir culto a la divinidad.

La Divinidad que es una manifestación del Amor, una representación del Amor a los demás, ¨Ama y haz lo que quieras¨, una sintonía con la belleza Divina. Una sintonía de humildad necesaria para acceder a la Divinidad, para poder recibir y vibrar al son de la Divinidad,  nuestra Alma individual sincronizada al son del Alma Universal, elevándonos a espacios sublimes, dejando estados tamásicos y alcanzando estados sátvicos.

Esto es lo que nos proporciona cantar del Alma, un sentimiento de unidad, un sentimiento de no separación, un sentimiento de conexión con el todo, de permeabilidad y sintonía con la totalidad del Universo, una sensación certera de que todo está interconectado, una sensación de que la intención y la vibración viajan a lugares lejanos, nuestra intención y vibración en armonía con la de la Madre Galaxia, experimentando la totalidad infinita.

Estoy aquí para cantarte. Hay en tu sala un rincón para mí.
Nada tengo que hacer en este mundo; mi vida inútil estalla en melodías sin porqué. a la hora de la adoración silente,
en el templo oscuro de la media noche, mándame, Señor que vaya a cantar ante ti.
Cuando el arpa de oro esté afinada en el aire matinal, hónrame ordenando mi presencia.

Rabindranath Tagore

En la tradición mística existen muchas personas, hombres y mujeres que han cantado y escrito versos llenos de devoción. Cantar y recitar esos versos místicos, llena de olas espirituales las profundidades del corazón y no sólo los que cantan reciben esos beneficios, también los que escuchan gozan de los mismos beneficios, ya que tranquilizan la mente y nos trasladan al centro del corazón, saliendo del entorno mundano y recibiendo el mensaje sublime de la música.

Kirtan o cantar del Alma es lo que en India llaman Bhakti Yoga. Al cantar y vibrar purificamos y sublimamos las emociones, la música eleva el espíritu. La música es una gran aliada en el tratamiento de las enfermedades, desde tiempos inmemoriales se usa la música en los templos para tratar trastornos de la salud. Al calmar los nervios y la mente, la música y la vibración relaja el organismo entero, a la vez que lo estimula y revitaliza.

El poder del canto y de la música proviene del sagrado Mantra Om. Todas las notas musicales derivan de Om y reverberan en los corazones de todas las personas, elevándolas de la categoría humana, a la categoría Divina, de la naturaleza tamásica a la naturaleza sátvica o Divina.

¡Cantemos! OM

Eladia Martínez

Tampura en Yoga Estudio, foto de Eladia Martínez

Tampura en Yoga Estudio. Foto de Eladia Martínez